¿Qué te sucedió? – Testimonio de Becky Vaughn

Quizás la pregunta que más le han hecho a Becky Vaughn durante toda su vida ha sido “¿Qué te sucedió?”, esto sin contar aquellos que tan solo se quedan mirándola sin exprese sus cuestionamientos.

Esta es el testimonio de Becky Vaughn, la cual conocí por medio de un tratado que recibí en la Iglesia Bautista Cristiana (Mi Iglesia Local), el tratado inicia con la pregunta ¿Que te sucedió? Escrito sobre la foto de Becky que acompaña este artículo.  Luego continuaba así:

Es natural que las personas me hagan esta pregunta al verme.  Por favor no te sientas apenado al notar mis limitaciones físicas.

Estoy contenta de compartir mi historia contigo.  Mi nombre es Becky Vaughn, el 20 de mayo de 1978 cuando tenia 2 años de edad, mi madre y yo fuimos gravemente lesionadas en un incendio que ocurrió en nuestra casa en Greenville, Carolina del Sur (E.E.U.U.).

Por muchos meses yo yací inconsciente en el Instituto para Quemados en Cincinati, Ohio, mientras tanto, mi madre estaba a cientos de millas de distancia de mi, en la unidad para quemados de la universidad Medica en Charleston, Carolina del Sur.

He visto a Dios obrar un milagro tras otro al permitir que el costo inicial de $175,000 dólares correspondientes a la factura del hospital de mi madre haya sido pagado a tiempo y al haber provisto más de 1 millón de dólares para los gastos de mi tratamiento.  Pero el mayor milagro de mi vida corruió el día de los padres del año 1982, cuando yo empujé mi pequeño andador por el pasillo de la Iglesia Bautista de la Fe en Greenville, y mi padre me guió a aceptar a Jesucristo como mi Salvador personal.

Yo me crié en la iglesia, y había oído una vez tras otra que todos los hombres son pecadores.  Cuando fui lo suficientemente mayor para entender, comprendí que yo también era responsable por mi pecado.  Al clamar la verdad que se encuentra en Romanos 6:23, comprendí que mis sufrimientos físicos no pagarían mis pecados.   Sólo el depositar nuestra fe en la muerte de Cristo en la cruz puede pagar nuestros pecados.

Desde que he sido salva, he aprendido la verdad de 2 Corintios 4:7Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros.”  A pesar de que ahora soy una adulta, continúo experimentado la verdad de que tengo todo lo que necesito para hacer la voluntad perfecta de Dios en mi vida.  Mi cuerpo ha sufrido las llamas de esta vida, pero mi alma nunca sufrirá las llamas de la eternidad. Yo tengo el tesoro de la vida eterna porque he aceptado a Cristo.

Te estoy contando esta historia porque quiero que tú escapes de la “Muerte”, del castigo eterno en las llamas del infierno.  Yo he confiado en la muerte de Cristo en la cruz para pagar por mi pecado – ¿No confiará tú también?

Si tú quieres tener la misma seguridad de vida eterna que yo tengo lee estos versículos de la biblia como guía:

“Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios.”  1 Juan 5:11-13

“Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.”  Romanos 10:9

1.- ¿Admites que eres un pecado?

“Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios”  Romanos 3:23

2.- ¿Entiendes que por causa de tu pecado morirás (irás al infierno) a menos que seas salvo? 

“Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.” Romanos 6:23

3.- ¿Entiendes que no te puedes salvar a ti mismo?

“Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.  Efesios 2:8-9

4.- ¿Crees que Cristo murió en tu lugar?

“Más Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.”  Romanos 5:8

5.- ¿Aceptarás a Jesús ahora mismo?

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en el cree, no se pierda, más tenga vida eterna.”  Juan 3:16

“Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.”  Juan 1:12

Si puedes contestar “sí ” a cada una de estas preguntas, entonces simplemente confiesa cada una de estas cosas a Dios ahora mmismo.  Si lo haces sinceramente, entonces este maravilloso versículo es para ti:

“De cierto, de cierto os digo:  El que oye mi palabra, y cree al que envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.”  Juan 5:24

About the author /