El tema de la adoración

Iniciamos hoy una serie de reflexiones acerca del importante tema de la adoración,  que se encuentra tan fuera de contexto en estos días.  De la pluma de nuestro amado hermano Elías Robles de BautistaLaico.org, esperamos que en la gracia de nuestro Dios, puedan ser de bendición para cada uno de ustedes.

“Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.” Juan 4:24

Me es necesario hacer unas cuantas aclaraciones sobre el candente tema de la adoración, que sin duda es un tema de discusión desde antes de la iglesia.

Es tan antiguo que el mismo Señor tuvo la necesidad de aclararlo en aquel célebre encuentro con la mujer samaritana aquel mediodía después de semana santa. Al parecer existe todo un patrón con este tema de la adoración y los adoradores. Si logran seguir la explicación se van a sorprender.

1.- Cuando esta mujer con tantos problemas se encuentra con el salvador, o mejor dicho, cuando el salvador le sale al encuentro a esta triste mujer. Tan pronto como se dio cuenta que estaba frente a un maestro y profeta díganme cual fue el tema que ella trajo sobre la mesa: Sí, ese mismo, la adoración.

Es un tema tan apasionante que ella no pudo percatarse de lo mejor, que estaba frente al que es digno de toda adoración, ella tenía más en cuenta el lugar, el debate, la solución a este problema teológico, de costumbres y formas, todo un problema conceptual; de manera sorprendente encuentra el espacio para halar el tema por los cabellos y ponérselo a la fuerza al mismo Jesús. ¿Algún parecido con la actualidad? Toda una adoradora 2.0

2.- El Señor le responde manera muy categórica: Los samaritanos tenían grandes deficiencias de fondo y conocimiento con la adoración, esto los imposibilitaba de ser verdaderos adoradores. ¿Algún parecido con la actualidad?

Los judíos técnicamente tenían un nivel de propiedad teológica y una tradición rica. De hecho, la salvación fue dada a conocer a través de los judíos. Esto no los convertía en verdaderos adoradores ¿Algún parecido con la actualidad? Para ser un adorador se requiere mucho más que la espontaneidad, para ser un adorador se requiere mucho más que una excelencia doctrinal.

3.- El Señor comunica claramente que tanto los teológicamente correctos judíos como los espontáneos y creativos samaritanos, ninguno de ellos reunía el nivel que Dios establece para un verdadero adorador ¿algún parecido con la actualidad? Lo triste es como cada grupo le quiere enseñar al otro el lugar donde adorar.

4.- El Señor también aclara que más que un tema de lugar y orden es un asunto del corazón genuino para con Dios basado en la verdad. Al parecer esta opción no estaba disponible en ninguno de los dos bandos, ¿algún parecido con la actualidad?.

5.- Para el Señor poder bendecir a la mujer tuvo que cambiarle el tema, pues se puede durar horas hablando sobre la adoración sin ver el verdadero objeto de la verdadera adoración. Al parecer el tema de la adoración consume mucho a los creyentes, mientras más los consume más los distrae de quien merece la adoración. De hecho, se puede ser un verdadero apologeta en cierto estilo de adoración sin conocer al Dios que merece toda adoración.

Pasó tanto con los judíos como los samaritanos. Al parecer es posible que el tema de la adoración nos robe la bendición ¿algún parecido con la actualidad?

6.- Los representantes de ambos bandos lucen estar más interesados en que pases al otro grupo, que te muevas de Jerusalén para el nombre o del monte a Jerusalén sin que esto signifique encontrarte de con Dios ¿Algún parecido con la actualidad?

7.- Cuando la mujer samaritana se convirtió en una verdadera adoradora esto no se asoció con ninguna expresión musical, ni siquiera con una reunión, solo se pudo ver en ella un reconocimiento de su condición y un testimonio impactante para con los demás, a tal grado que creyeron con tan solo oír las maravillas de Jesús en la vida de esta mujer. Se lo había dicho todo.

8.- La mujer adoró a Dios por medio del testimonio acerca de Jesús. Había encontrado al Mesías.

9.- Cuando aumentó el número de adoradores no formaron un grupo musical, ni danzaron, tampoco formaron una tendencia o estilo. La adoración de ellos fue tan impactante y genuina que quedó registrada en las escrituras. Nadie puede reconocer a Jesús como el Señor a menos que sea por la intervención del mismo Dios.

El error no está en el bando que estás, es no encontrarte con Jesús. Lo importante no es que cambiemos de lugar o de formas, es que seamos verdaderos adoradores.

Fotografía :  Some rights reserved by Rick Camacho

About the author /


Post your comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *