(no title)

Con nuestro deseo de obtener cada vez más, a menudo nos perdemos lo mejor. ¡Cuánto más cumplas la voluntad de Dios, tanto más sabrás discernirla!

About the author /