Dios Cuida de Nosotros…

“Y echándose (Elías) debajo del enebro, se quedó dormido; y he aquí luego un ángel le tocó, y le dijo: Levántate, come. Entonces él miró, y he aquí a su cabecera una torta cocida sobre las ascuas, y una vasija de agua; y comió y bebió, y volvió a dormirse.” 1 Reyes 19:5-6

Imagina al profeta Elías, quien acaba de derrotar a 450 profetas de Baal y tomado sus vidas en nombre de Dios. Esto lo había convertido en un fugitivo al huir de la Reina Jezabel, quien juró que él correría la misma suerte de sus profetas.

Cansado, temeroso y hambriento decide cobijarse bajo la sombra de un árbol, allí se queda dormido, y tiempo después recibe la grata sorpresa de escuchar la voz de un ángel que lo despierta para que pueda comer y recobrar fuerzas, luego de saciar su apetito vuelve a dormir.

¡Qué maravillosa escena!, Dios proveyendo para su siervo fiel, Él sabía cuáles eran las necesidades de Elías, sus temores, sus angustias, su fe debilitada y las cubrió todas; con amor envió un ángel para que velara su sueño y cuidara de él.

De esa misma manera Dios sigue cuidando de nosotros hasta hoy; nuestro Señor Jesucristo nos dio testimonio diciendo “Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? Mateo 6:26”

El Señor nos sustenta cada día, y aun cuando vivamos en situaciones difíciles debemos ser conscientes que Dios está en control. Dios desea lo mejor para nosotros, por eso nos dio la mayor provisión de todas, la vida de su único hijo en propiciación por nuestros pecados.

Glorificado sea su nombre.

About the author /